Ejercitando su chochito mojado

A Katsuni le gusta mantenerse en forma y ponerse cachonda con el roce de sus labios vaginales al hacer ejercicio. A medida que realiza diferentes movimientos la temperatura de su potorro va subiendo y se le va empapando. Estar mojadita hace que se ponga perraca perdida. En cuanto aparece un hombre por la puerta no duda en lanzarse como una salvaje. Lo único que quiere es rellenar su conejo y poner fin a tanta calentura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle contenido y publicidad de su interés. Si continúa navegando estará aceptando nuestra Política de cookies.