El Pop art se queda huérfano

Ayer 14 de septiembre 2011 fallecía en Londres a los 89 años Richard Hamilton, el último gran abanderado del Pop art y uno de los pioneros de esta corriente que termnió popularizando gente como Robert Rauschenberg, Andy Warhol o David Hockney al otro lado del charco.

Posiblemente su obra más conocida sea la portada del White Album de los Beatles, junto a la fotografía titulada Swingeing London, en la que retrataba a Mike Jagger y su camello, Robert Fraser, esposados cuando fueron detenidos por posesión de drogas a finales de 1968. No obstante, la obra con la que hoy le rendimos tributo no es otra que Just what is it that makes today’s home so different, so appealing? (1956, algo así como “¿qué es lo que hace al hogar de hoy en día tan distinto, tan atrayente?”), un collage satírico en el que Hamilton, a petición de Eduardo Paolozzi, ilustraba en un solo cuadro todas las aspiraciones puramente materialistas del hombre moderno: casa de lujo, muebles de diseño, un buen coche, última tecnología (“las aspiradoras ordinarias solo llegan hasta aquí”), un cuerpo apolíneo y una mujer voluptuosa y extremadamente sexual.

El Pop art se queda huérfano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle contenido y publicidad de su interés. Si continúa navegando estará aceptando nuestra Política de cookies.