Encontrando consuelo en el chico de la limpieza

Diana Prince es una madurita a la que no le falta nada o al menos eso hace pensar. Es una alta ejecutiva con un buenisimo trabajo y un sueldo aún mejor, pero las cosas con su noviete no le están yendo nada bien y esa tarde la dejó  por teléfono definitivamente y para colmo por otra, una rubia joven y bien tonta. Justo en ese momento entró Pete, el tipo de la limpieza a pasar la mopa, sin ni siquiera notar que ella estaba allí. Diana la cogió con él sin que Pete supiera muy bien como actuar ante tal bronca, solo pudo aguantar callado. Eso fue hasta que Diana resbaló por donde él acababa de pasar la mopa y cayó al suelo dándose un buen golpe. Aquello pareció calmar un poco sus ánimos y, cuando Pete caballerosamente la ayudó a ponerse de pie, algo se encendió en Diana que necesitada el consuelo de un buen macho y mira por donde lo encontró en él sobre su escritorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle contenido y publicidad de su interés. Si continúa navegando estará aceptando nuestra Política de cookies.