Por fin se entiende la enfermera y el paciente

Johnny Sins había ido de vacaciones a Paris. Una noche empezó a encontrase muy mal, le dolía la espalda y el pecho, enfermo fue en busca de algún doctor, pero le resultó difícil a aquellas horas encontrar alguno. Finalmente fue a parar a una clínica de urgencias que estaba casi vacía, pero pudo encontrar una enfermera, Liza Del Sierra que parecía todo menos dispuesta a atenderle. Además, para colmo, tenían ciertos problemas de comunicación, Johnny parecía incapaz de explicarle donde le dolía, hasta que finalmente Liza se canso, le bajo los pantalones y ante lo que vieron sus ojos, decidió aplicarle un remedio muy antiguo, un cálido francés y un coñito abierto listo para ser penetrado con el que curar todos sus males.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle contenido y publicidad de su interés. Si continúa navegando estará aceptando nuestra Política de cookies.