Remy LaCroix y su pasión por el hula-hoop

Ya nos lo apuntaba Pinjed hace apenas una semana: “se da uno la vuelta y empiezan a salir culos cada vez más perfectos y cincelados en la industria”. Se refería, entre otros no menos adorables, al trasero de Remy LaCroix y a la facilidad que tiene de engullir rabos de tamaños considerables. Hoy aparcaremos su enorme capacidad tragadera para centrarnos en un una habilidad que pone en relieve la morfología perfecta del culo en cuestión. Hablo del hula-hoop, ese juego que consiste en hacer girar un aro alrededor de la cintura y que en este caso embellece, las ya de por sí, estupendas nalgas de la prometedora actriz.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle contenido y publicidad de su interés. Si continúa navegando estará aceptando nuestra Política de cookies.