Se tira al marido de su amiga en señal de agradecimiento

Diana estaba muy pero que muy contenta con su amiga Wenda y su marido Danny, después de haberse quedado botada en la calle porque su novio la dejo y echó de su apartamento. Además Diana Prince había sido despedida y no tenía ni un céntimo para poder pagar el alquiler de un pisito por muy pequeño que fuera. Pero gracias a su gran amiga Wenda podía dormir en un lugar cálido y arropado. Pero la cosa no quedaba así la muy zorra de Diana ya despechada por culpa del niñato de su novio, necesitaba algo más cálido que unas simples sabanas, y no tardo en despelotarse delante del mismísimo marido de su amiga y el que no era precisamente el chico más fiel del mundo, no dudo dos segundos en follársela como a una perra. Al final termino pagando su estancia allí, pero de forma carnal. Y es que cualquiera desperdicia semejante hembra, uno no se puede resistir ante ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle contenido y publicidad de su interés. Si continúa navegando estará aceptando nuestra Política de cookies.