Tremenda secretaria pervirtiendo a su becario

Donna Bell puede ser muy persuasiva. Aunque en un principio ha mandado a su becario a barrer el suelo tanto que se ha puesto hasta fuerte, todo lo hace con claras intenciones de ayudar al chico profesionalmente en su carrera.
Hoy antes de irse a casa ha pasado a comprobar como le va y de paso premiarle por su buen trabajo. ¿Cómo? Pues con una estupenda mamada y una intensa acción sexual por toda la oficina. Sin quitarse los tacones y el vestido folla y chupa como una posesa sobre su propia mesa hasta provocar la corrida del chico sobre sus grandes pechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle contenido y publicidad de su interés. Si continúa navegando estará aceptando nuestra Política de cookies.