Una acampada de carne y visceras: el arte de Andrea Hasler

Entre 1981 y 1983 más de 70.000 mujeres terminaron acampando desde la base aérea de Greenham, en Berkshire, Inglaterra hasta Aldermaston y la fábrica de municiones en Burghfield para protestar contra la decisión del gobierno británico en permitir misiles de cruceros allí. Aquello se llamó el Greenham Common Women’s Peace Camp, esto, atrajo la atención de los medios de comunicación y “llevó a la creación de otros campos de paz con más de una docena de lugares en Gran Bretaña y otras partes de Europa.

Y en la actualidad, después de más de treinta años, la artista Andrea Hasler les rinde homenaje con su obra Matriarch, una caseta de campaña fabricada con lo que parece ser carne cruda y vísceras que sirven como metáfora y referencia directa a aquella acampada donde las tiendas eran algo más: “Metafóricamente tomé como inspiración las tiendas de campaña que estaban en el lugar durante el campamento de la paz organizado por las mujeres, como contenedores de emociones y  lograr ‘humanizar’ estos elementos para crear superficies emocionales.”, explicó la artista. “Cuando alguien es visceral es muy emocional, las mujeres que defendieron este espacio guardaron esos sentimientos en su estómago, en sus vísceras para mantener el cuidado de los campamentos de paz.”, recalca Hasler.

Arte: caseta de campaña hecha de carne 1
Las viscerales tiendas de campaña de Andrea Hasler, una expresión plástica que exige paz.

Tienda de campaña de carne y vísceras 2

Tienda de campaña de carne y vísceras 3

 

Tienda de campaña de carne y vísceras 4

Muñecos de carne y vísceras 5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle contenido y publicidad de su interés. Si continúa navegando estará aceptando nuestra Política de cookies.