El pollón negro que consigue que se corra a chorros

Esta chica le enseña al negrito hasta donde tiene la intención de tragarse su polla, haciendo que se retuerza del bestial morbo que le da estar en manos de una guarra así, sintiendo cómo se le pone al máximo posible de dura desde un principio en la mamada… Siguiendo a cuatro patas, empiezan los primeros gemidos volviéndose loca, llegando en pocos minutos el espectáculo máximo con esas corridas saliendo flujo sin parar, salpicando a la cámara disfrutando del diámetro insoportable de la monstruosa polla, quedándose dilatado su vagina al final del video a unos niveles que jamás había imaginado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle contenido y publicidad de su interés. Si continúa navegando estará aceptando nuestra Política de cookies.