Follándome el culito de mi linda gatita

Cualquier mascota necesita de cariño, atención y cuidados, mucho más si se trata de una gatita tan rica y exquisita como Stoya. Mientras dormía en su pequeña cesta, James llegó para poner un poco de leche en su bebedero, para acariciarla un poco y jugar un ratito con ella, justo lo que ella estaba deseando. Tras un par de caricias, tras desperezarse un poco, Stoya enseguida se puso juguetona, maullando de deseo porque su amo llevase las caricias un poco más alla, a unos cariñosos azotes antes de que ella empezase a usar su traviesa lengua y le ofreciese su cálida y dulce boquita. Luego los juegos fueron aumentando de temperatura poco a poco hasta que James acabó taladrando el culito de la dulce gatita hasta la saciedad. Y estos son los juegos perversos de sumisión y deseo de Stoya y James Deen para “Bad Girls 7”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle contenido y publicidad de su interés. Si continúa navegando estará aceptando nuestra Política de cookies.