Jugando al billar, sexo para enseñar

Los billares son otro de los muchos sitios donde una pareja fogosa puede encontrar morbo y excitación.
La tía buena patosa que no sabe jugar muy bien pero agarra de manera muy sexy el palo, es la típica imagen que suele venirnos a la cabeza, acompañado todo esto de provocadoras posturas es en definitiva una clara invitación enseñarle a jugar a este juego de alta connotación sexual en algunos casos. Situarse a su espalda y levantarle el vestido para luego comerle el coño y penetrarla duramente es sin duda la práctica más utilizada en momentos como este.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle contenido y publicidad de su interés. Si continúa navegando estará aceptando nuestra Política de cookies.