Los ricos consejos de la madre de mi colega

Marco no tiene mucha suerte para ligar, le cuesta entrar a las nenas y cuando lo hace tampoco les da mucho juego. Por eso su colega se fue la noche anterior de la mano de una pibita y él con unas copas de más a casa de su colega para dormir la mona en el sofá. A la mañana siguiente al encontrarse con la madre de su colega, la señora Avluv, esta quiso saber sobre su hijo. Él algo desalentado le explicó como habían sido las cosas la noche anterior. Viéndolo así de deprimido, Veronica decidió ofrecerle un par de consejos sobre un par de cosas a la hora de acercarse a las mujeres. La tremenda madurita se acercó a él, agarró su paquete, se puso de rodillas y le bajó la bragueta. Marco se dió cuenta de lo mucho que Veronica estaba tratando de ayudarle, así que quiso devolverle el favor follándosela hasta hacerla correrse de gusto sobre el suelo de la cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle contenido y publicidad de su interés. Si continúa navegando estará aceptando nuestra Política de cookies.