Secretaria madurita en plena acción

Hay quien prefiere a las secretarias jovencitas, con poca experiencia y el chocho fresco, y hay quienes las prefieren maduras y con años de trabajo a sus espaldas y un coño más añejo.

Este es el caso de uno que prefiere de las segundas, y con las tetas bien grandes se la ha buscado. Después de haber superado el periodo de pruebas, el jefe le entra a matar, a lamerle los pezones y comerle el conejo. Tras esto se dispone a comprobar que realmente tiene años de experiencia demostrables y no solo sobre el papel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle contenido y publicidad de su interés. Si continúa navegando estará aceptando nuestra Política de cookies.